Preloader logo

La Asociación Mi Hijo y Yo recibe un segundo Kia Sportage

Image module

Kia Arimotor Canarias ha entregado una nueva unidad Sportage, que se suma a la que la Asociación Mi Hijo y Yo recibió el pasado mes de mayo.

La Asociación Mi Hijo y Yo recibe la segunda unidad Sportage cedida por Kia Arimotor Canarias, ya que con la entrada del mes de julio se intensifica la llegada a Canarias de niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados de Tindouf, al sur de Argelia, por lo que GRUPO ARI, a través de Kia Arimotor Canarias, ha reforzado su aportación a la Asociación cediendo una segunda unidad Kia Sportage, que se suma a la entregada el pasado mes de mayo.

Estos vehículos facilitan el traslado de los niños y niñas acogidos por la Asociación, afectados por trastorno del espectro autista, circunstancia que se añade a la ya desfavorable situación de estar desplazados en el desierto, lo cual ratifica aún más el compromiso de GRUPO ARI con este y otros colectivos oprimidos que merecen una atención lo más humanizada posible.

Proyecto “Casa Nuat”

En esta ocasión fue uno de los fundadores de la Asociación Mi Hijo y Yo, Víctor Manuel Santana, el encargado de recoger el Sportage en las instalaciones de Kia Arimotor Canarias en El Sebadal -Gran Canaria- de manos del gerente de la marca, Sergio Robaina, igualmente encargado de la anterior cesión -mes de mayo- a Najem Brahim, deportista saharaui en la especialidad de maratón y embajador de la Asociación Mi Hijo y Yo en los campamentos de refugiados asentados en Tindouf, Argelia.

Dentro de estos campamentos se levanta el proyecto “Casa Nuat”, concretamente en la Wilaya de Smara, actualmente en proceso de construcción y centrado en las familias con miembros autistas en el desierto, lo cual multiplica las dificultades de adaptación a un entorno tremendamente hostil. Es la propia población saharaui la encargada de construir la edificación, supervisada y certificada por arquitectos técnicos, albañiles, decoradores y personal interno pertenecientes a la Asociación Mi Hijo y Yo, todos ellos voluntarios.

#main-content .dfd-content-wrap {margin: 0px;} #main-content .dfd-content-wrap > article {padding: 0px;}@media only screen and (min-width: 1101px) {#layout.dfd-portfolio-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars,#layout.dfd-gallery-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars {padding: 0 0px;}#layout.dfd-portfolio-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars > #main-content > .dfd-content-wrap:first-child,#layout.dfd-gallery-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars > #main-content > .dfd-content-wrap:first-child {border-top: 0px solid transparent; border-bottom: 0px solid transparent;}#layout.dfd-portfolio-loop > .row.full-width #right-sidebar,#layout.dfd-gallery-loop > .row.full-width #right-sidebar {padding-top: 0px;padding-bottom: 0px;}#layout.dfd-portfolio-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars .sort-panel,#layout.dfd-gallery-loop > .row.full-width > .blog-section.no-sidebars .sort-panel {margin-left: -0px;margin-right: -0px;}}#layout .dfd-content-wrap.layout-side-image,#layout > .row.full-width .dfd-content-wrap.layout-side-image {margin-left: 0;margin-right: 0;}